Historia del café: Los orígenes y sus leyendas (primera parte)

4 maneras de aromatizar tu Gin Tonic con botánicos Camuy Gin
23 septiembre, 2016
Historia del café en Europa y su llegada a América (segunda parte)
13 octubre, 2016
Mostrar todos

Historia del café: Los orígenes y sus leyendas (primera parte)

Descubrimiento del café: La leyenda del pastor y sus cabras.

Hay muchas historias relacionadas con el origen y descubrimiento del café, algunas apócrifas y otras con ciertos trazos de verosimilitud, sin duda todas apasionantes.

Cuenta una de las historias que un pastor de cabras, llamado Kaldi,  observó la energía sorprendente de sus animales después de comer unas bayas carnosas de color rojizo de un arbusto. Lo probó el mismo y sintió sus efectos estimulantes. Sorprendido, lo llevo a un monasterio cercano donde desaprobaron su uso y lo arrojaron al fuego. Los granos se tostaron y empezaron a desprender un delicioso aroma que atrajo la atención de los allí presentes,  decidieron sacarlo de las brasas e infusionarlo en agua caliente con sal. Acababa de surgir espontáneamente la primera taza de café de la historia.

Origen del Café en Etiopía, África.

Se cree que el café se descubrió años atrás en siglo siglo XII y que son los oromos los descubridores del poderoso efecto estimulante y energizante del café, que, además, lo preparaban con sal debido a que el comercio de azúcar no llegaba a esos lares, pero puede ser que ya existieran pueblos africanos que conocieran su existencia antes y lo utilizaran para fortalecer a sus guerreros antes de la batalla o para aguantar las largas ceremonias religiosas, por lo que no existe la certeza, la evidencia, de que fuera así.

Otra de las historias del origen del café hace referencia al místico yemení, y sufí, Ghothul Akbar Nooruddin Abu al- Hasan al- Shadhili que observo en un viaje por Etiopía la vitalidad de unas aves que comían de un arbusto y experimentó la misma sensación al probar esos frutos.

La etimología de la palabra café se relaciona con Kaffa, en Etiopía, donde se cultivaba la planta del cafeto y se le denominaba bunn o bunna. Hoy en día en Camuy Orígenes seguimos comercializando la variedad de café especial de procedencia ETHIOPIA LIMU.

CARACTERISTICAS DE LA TAZA

– Fragancia achocolatada, frutal y con notas de caramelo. Compleja y de intensidad media alta.

– Acidez brillante de intensidad media alta, algo punzante y cítrica.

– Cuerpo de intensidad media, sedoso, y sensación media de oleosidad en boca.

– Buen desarrollo del grano en el tueste. Tueste regular.

Y también en el cuerno de África, concretamente en Kenia, la variedad KENYA AA MASAI.

CARACTERISTICAS DE LA TAZA

– Fragancia floral, achocolatado y cítrico. Compleja e intensidad alta.

– Acidez brillante, redonda de intensidad media alta y algo punzante.

– Cuerpo de intensidad media, sensación media de oleosidad en boca. Sedoso.

– Muy buen desarrollo del grano en el tueste.

Su paso, y posterior cultivo, a Arabia se debió probablemente debido a los prisioneros de guerra o esclavos y, al estar prohibido el alcohol por el Islam, se popularizó rápidamente.

Esta historia parece tener un mayor grado de certeza, ya que los esclavos que se transportaban de Sudán a Yemen y Arabia a través del puerto de Moca, única ruta marítima a La Meca, comían la parte carnosa de la cereza del café para mantener su vigor. En La Meca se abrieron las primeras “cafeterías” a las que se llamó Kaveh Kanes.

Origen del Café en Yemen, Asia.

Yemen parece ser que es el epicentro del origen del café en Asia y desde ahí se extendió al resto del continente. Hay evidencias de que el cultivo de café estaba plenamente establecido en esa zona en el siglo XV. De ahí, a través de los musulmanes se introdujo en Persia, Egipto y Turquía, donde se apertura la primera cafetería de la historia en Constantinopla en 1475.

Se le llamó qahwa, que significa vigorizante, y las autoridades estaban recelosas de la nueva bebida, ya que sus efectos eran mucho más estimulantes que la hasta entonces bebida local: el Kat.

Tanto por los efectos del café como por la concentración social alrededor de su consumo, que provocó que se convirtieran en centros de actividad intelectual y política, los imanes más ortodoxos prohibieron su consumo.

En 1511 el emir Khair Bey mandó cerrar las cafeterías, pero esta medida causó tal rebelión social que decidió rescindirla y dar vía libre al consumo del café en Egipto. Se desarrolló rápidamente y en 1630 existían ya alrededor de mil cafeterías en El Cairo.

En 1650, el peregrino musulmán Baba Budan plantó unas siete plantas en Mysore, India, y todavía persisten estos cultivos hoy en día.

INDIA MYSORE

Más tarde, los holandeses cultivaron café en la India y en 1699 lo llevaron a Java, actual Indonesia.

KOPI LUWAK